Las ventas de viviendas nuevas cayeron en EEUU un 1,6% en febrero respecto el mes anterior, hasta una cifra ajustada y anualizada de 313.000 casas.



Los analistas consultados por Bloomberg esperaban de media una cifra total de 325.000 unidades.

El dato de enero ha sido hoy fuertemente corregido a la baja. En una primera estimación, se anunció una subida de las ventas del 0,9% hasta las 321.000 unidades. Hoy, esa cifra se ha fijado en 318.000, que supone un descenso del 5,4%.

Los precios de venta subieron un 8,8% respecto a febrero, hasta los 233.700 dólares. Es el mayor aumento mensual en 14 meses. Respecto al mismo mes del año anterior, el alza es del 6%.