Las matriculaciones de nuevos vehículos  en Europa subieron un 3,2% interanual en febrero hasta alcanzar un millón de unidades debido a que los programas de incentivos de los gobiernos de Francia, Italia, Reino Unido y España contrarrestaron la caída superior al 30% del mercado alemán.
Las matriculaciones de Toyota Motor Corp se han desplomado un 20%, penalizado por la masiva ronda de llamadas a revisión de vehículos que está llevando a cabo. 
Los fabricantes están preparados para afrontar una crisis del mercado en 2010.