La francesa Renault ha vendido 1.266.343 vehículos en el primer semestre en todo el mundo, una caída del 3,8% respecto al mismo periodo de 2006. El descenso se debe al bajón del 9,1% en el mercado europeo y, particularmente, en Francia con una caída del 10,5%.