Las ventas de Ford en Estados Unidos cayeron en junio un 28% con respecto al mismo periodo de 2007, lo que confirma que el pasado mes fue uno de los peores para el sector en 16 años.