Las matriculaciones de automóviles en Reino Unido se situaron en 176.264 unidades durante el pasado mes de junio, lo que se traduce en una reducción del 15,7% en comparación con las cifras del mismo mes del año anterior, según datos de la Sociedad de Fabricantes y Comerciantes del Motor (SMMT por sus siglas en inglés). La patronal de los fabricantes británicos de automóviles señaló que el descenso registrado en junio de este año ha sido la menor caída de ventas contabilizada desde julio de 2008, cuando las entregas bajaron un 25,9%.