El mercado automovilístico cerrará el mes de mayo con un descenso muy cercano al 40% y con un volumen de matriculaciones de unas 70.400 unidades, si bien el Plan 2000E de ayudas directas a la compra ha comenzado a tener efectos positivos sobre la demanda de particulares en los últimos días del mes, según estimaciones de la consultora MSI que recoge Europa Press. En concreto, en la última semana de mayo, las ventas a particulares se sitúan en torno a 11.400 unidades, lo que representa un aumento del 14% en relación con las estimaciones efectuadas antes de la entrada en vigor de las ayudas directas. De esta forma, el Plan 2000E está propiciando un aumento de las matriculaciones diarias de entre 500 y 600 unidades adicionales.