El presidente de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac), Francisco Javier García Sanz, advirtió hoy de que las ventas de coches podrían caer en 100.000 unidades en 2010 si el Gobierno no renueva el Plan 2000E de ayudas directas a la compra.

En rueda de prensa, García Sanz pidió a los ministerios de Industria y de Economía, y al propio presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, el mantenimiento de los incentivos a la compra, dado que el Plan 2000E está a punto de agotar su presupuesto.

Así, advirtió de que las ventas de coches caerán este año hasta un volumen de 900.000 unidades aproximadamente, y podrían descender hasta 800.000 unidades el próximo ejercicio si el Gobierno no renueva las ayudas.