Hennes & Mauritz  anunció el lunes que sus ventas a superficie comparable cayeron un 3% en julio, lo que indica que aún se ve afectado por el hecho de que los consumidores siguen limitando sus gastos debido a la crisis económica.
Las ventas totales, que incluyen las de las tiendas abiertas en el último año, aumentaron un 7% en el séptimo mes del año.

Un analista en Estocolmo dijo que las ventas fueron inferiores a lo previsto, especialmente si se tiene en cuenta las elevadas ventas de ropa en julio en Alemania, el mayor mercado de H&M, donde genera cerca de un 25% de sus ingresos.

La acción de H&M abrió con una caída del 2,2% a 405 coronas suecas tras la publicación del dato.