Las solicitudes semanales de hipotecas en EE UU aumentaron hasta el 4,7%. En la semana anterior, este dato creció hasta el 3%.