Las reservas de petróleo en Estados Unidos bajaron en 400.000 barriles en la semana pasada y se ubicaron en 313,2 millones de barriles, anunció hoy el Departamento de Energía. Los expertos preveían un descenso en torno al millón de barriles o por debajo de esa cifra en las reservas de petróleo crudo. La agencia informó de que, con esta disminución del 0,1%, las reservas de crudo se encuentran en el promedio para esta época del año. En la semana anterior las reservas eran de 313,6 millones de barriles.