Las reservas de petróleo en Estados Unidos bajaron en 4,6 millones de barriles la semana pasada y se situaron en 302,2 millones, anunció hoy el Departamento de Energía. La mayoría de los analistas esperaba una reducción de alrededor de un millón de barriles en las existencias de crudo. El Departamento de Energía informó de que, aún con esta disminución del 1,5%, las reservas de crudo se encuentran dentro de la media para esta época del año.
En la semana anterior, las reservas llegaban a 306,8 millones de barriles, después de descender un 13,5% respecto a un año antes. Inmediatamente después de que se divulgaron los datos oficiales, el precio de futuros del petróleo crudo para entrega en julio subió 3,85 dólares a 135,16 por barril en la Bolsa Mercantil de Nueva York. Por lo que se refiere a los inventarios de gasolina, el informe precisa que subieron en un millón de barriles (un 0,5%), con lo que se situaron en 210,1 millones, frente a los 209,1 millones de la semana precedente. Los analistas esperaban un alza de pocos menos de un millón de barriles en las reservas de gasolina. En la Bolsa Mercantil de Nueva York el precio de la gasolina reformulada para entrega en julio subió 5 centavos de dólar a 3,37 dólares por galón (0,8915 dólar por litro). Las reservas de combustible para calefacción aumentaron en 2,3 millones de barriles (2,1%) y se ubicaron en 114 millones de barriles, frente a los 111,7 millones de barriles de la semana anterior. Los analistas esperaban un incremento de alrededor de un millón de barriles en las existencias de combustible para calefacción. El informe señaló asimismo que en la semana pasada las refinerías petroleras en Estados Unidos operaron al 88,6% de su capacidad comparado con una utilización del 89,7% la semana anterior. Estas cifras excluyen la Reserva Estratégica de Petróleo del Gobierno de Estados Unidos, que cuenta con 704,3 millones de barriles, frente a los 704,1 millones de barriles en la semana anterior. El total de existencias de crudo y productos refinados en Estados Unidos, incluida la Reserva Estratégica, alcanzó la pasada semana a 1.672,9 millones de barriles frente a los 1.672,5 millones de barriles de la semana anterior.