El mercado más importante del mundo abre sus puertas y lo hace en números rojos. De poco ha servido el tímido aire que parecía insuflar el dato de productividad y costes laborales. Los inversores optan por las ventas y llevan al Dow Jones y Nasdaq a perder cerca del 0,6% con un S&P500 que baja cerca de medio punto porcentual. Con la vista puesta en la reunión de la Reserva Federal, la moneda estadounidense gana posiciones frente al euro hasta las 1,4121 unidades.
Los índices del otro lado del Atlántico comienzan la sesión en números rojos y lo hacen al calor de comentarios y referencias económicas conocidas que mantienen la incertidumbre sobre si la recuperación económica ha comenzado ya o aún hay que pasar algo más. De ésta última opinión se ha mostrado la asesora del presidente de Estados Unidos, Laura Tyson al admitir que “la economía estadounidense se enfrenta a la posibilidad de experimentar una recesión de doble caída (…) pues estamos en una recesión global muy severa y con una base amplia”. Sin embargo, los datos parecen decir lo contrario. La productividad laboral registró su mayor aumento en casi seis años durante el segundo trimestre, hasta el 6,4%. Un dato que muestra un ajuste de las compañías mediante la eliminación de empleos y reducción de horas trabajadas. Además los costes laborales han registrado un descenso del 5,8%, aliviando en cierto modo los temores inflacionistas del mercado.

Referencia que se une al dato de ventas minoristas que no registró cambios en la última semana. A la espera de conocer mañana las cifras trimestrales de Wal Mart, sus inversores penalizan al valor con un 0,12% de caída. Sin dejar el sector de lado: Best Buy descuenta un 0,74% de su cotización y alcanza los 37,66 dólares mientras que compañías como McDonalds –que ayer fue una de las mejores en el mercado americano- cede un 0,08%. Yum Brands! Pierde más del 2% y cotiza en los 36,53 dólares por título.

Un nuevo hilo protagonista se tiende sobre el sector financiero el día en que el congreso de Estados Unidos ha confirmado la necesidad de aumentar las ayudas a los bancos. Una actividad que debería ocurrir en caso de que los actuales esfuerzos no logren reactivar los mercados o si empeoran las condiciones económicas. Y en ello están. Por el momento, entidades como CIT Group intentan demorar lo máximo posible la publicación de sus resultados para no “incurrir en esfuerzos y gastos irracionales” durante su reestructuración. La entidad ha reiterado sus expectativas para el segundo trimestre: pérdidas de más de 1.500 millones de dólares. Lo recoge en bolsa con una cesión de más del 19% en la apertura. El resto del sector tampoco goza del beneplácito de los inversores: JP Morgan cede un 0,8%, Morgan Stanley ataca los 30,83 dólares tras una caída del 1,3%, Citigroup pierde más del 2% mientras Bank of America es la única que consigue comenzar con beneficios. Suma un 2,6% y se instala en los 16,68 dólares.

En el sector asegurador todas las miradas apuntan a MBIA. Sus títulos se desploman un 6,97% en los primeros minutos de negociación después de que JP Morgan le haya rebajado hasta infraponderar la recomendación por las “pérdidas potenciales” que podría registrar la compañía.

Operaciones, resultados y previsiones de la FED

En un intento de reforzar su negocio de vehículos industriales e introducirse en nuevos segmentos del mercado, el fabricante estadounidense de componentes para automóviles ArvinMeritor invertirá 10 millones de dólares en Brasil. El valor baja un 0,13% en medio de los intentos por reorientar su estrategia para mantenerse como un proveedor fuerte y con crecimiento en la región de Sudamérica, especialmente en el negocio de componentes para vehículos industriales.

Pero el movimiento del mercado no cesará cuando cierre sus puertas. Applied Material dará a conocer sus cuentas trimestrales tras la clausura de la jornada bursátil. Unas cuentas que de momento el mercado recibe con una caída del 0,13%, hasta los 13,53 dólares por acción.

Y una referencia más. La que dejará la FED tras su reunión de dos días que comienza hoy. A la espera de saber más detalles sobre la situación de la economía, los expertos descartan que el organismo vaya a tocar los tipos de interés (actualmente en el 0-0,25%). Por ello se prevé que la reunión gire en torno al plan de recompra de bonos del Tesoro por 300.000 millones de dólares. Entretanto, los índices marcan una caída del 0,63% que llevan al Dow Jones a los 9.278 puntos. El S&P500 baja un 0,57% y abre en los 1.001 puntos mientras que el tecnógico baja un 0,51% y cotiza en los 1.982 puntos en los primeros minutos de negociación.