La productividad estadounidense registró su mayor aumento en casi seis años durante el segundo trimestre pese a la contracción de la economía en general, lo que sugiere que las compañías se han ajustado a la recesión mediante la eliminación de empleos y la reducción del número de horas trabajadas.


La productividad en el sector no agrícola aumentó a una tasa anualizada del 6,4% en el segundo trimestre, tras crecer un 0,3% en el primer trimestre, informó el martes el Departamento de Trabajo. El aumento más reciente fue el mayor desde el tercer trimestre del 2003

La lectura del primer trimestre había sido calculada inicialmente como un ascenso del 1,6%. La productividad se define como la producción por hora trabajada.