Un dato por debajo de lo esperado. Las solicitudes semanales de desempleo ascendieron en 2.000 peticiones la última semana, hasta las 414.000.
Las solicitudes semanales de subsidio por desempleo registraron en la semana que finalizó el pasado 3 de septiembre ascendieron en 2.000 peticiones, hasta un total de 414.000, según los datos publicados hoy por el Departamento de Empleo estadounidense. La lectura es peor de lo que habían previsto los analistas consultados por Marketwatch, que esperaban un retroceso en 1.000 peticiones, hasta las 411.000 solicitudes.

Además, el Departamento de Empleo ha revisado al alza el dato de la semana anterior, hasta 412.000 solicitudes, desde las 409.000 calculadas inicialmente.

En cuanto a la media móvil de las peticiones de las últimas cuatro semanas, que se considera un dato más fiable porque tiene menor volatilidad, creció en 3.750 peticiones, hasta las 414.750, su mayor nivel desde mediados de julio.

El número de estadounidenses que reciben el subsidio por desempleo de forma continuada repuntó en 30.000 personas, en la semana que concluyó el 27 de agosto, y continúa en los 3,72 millones de parados.