Las pernoctaciones realizadas en alojamientos turísticos extrahoteleros (apartamentos, campings y alojamientos de turismo rural) alcanzaron los 97,5 millones en 2009, lo que supone un descenso del 9,1% respecto a 2008, confirmando así el mal año que ha tenido el turismo a causa de la crisis, según los datos difundidos hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Se trata de la tercera caída anual consecutiva que experimenta el turismo extrahotelero, que en 2007 vio reducir el número de pernoctaciones un 1,2% y en 2008, un 2,3%, si bien el organismo estadístico precisó que los datos de 2009 no son directamente comparables con los anteriores debido a la actualización en el directorio de alojamientos de turismo rural de Canarias.