Las importaciones españolas de vino cayeron un 43,2% en valor en 2009, hasta los 135,7 millones de euros, y un 39,3% en volumen, hasta los 39 millones de litros, por la caída de las ventas y la disponibilidad de producto nacional, mientras que el precio medio cayó un 6,4%, hasta los 3,48 euros el litro, según datos del Observatorio Español del Mercado del Vino (OEMV). En concreto, la pérdida en las importaciones españolas de vino en términos de valor, se situó en 103 millones de euros, debido a la caída registrada por los vinos espumosos (-55,5%), los vinos con denominación de origen (-50%) y los vinos de mesa, tanto a granel (-70%), como envasados (-30%).