Los créditos hipotecarios cayeron hasta 23.800 millones de libras en junio, lo que supone un retroceso del 3% mensual y del 32% interanual, según cifras de la asociación del sector Council of Mortgage Lenders. La actividad del mercado durante una época del año tradicionalmente fuerte para las hipotecas se ha visto reducida por la escasez de financiación y, más recientemente, por la enfriada demanda de los consumidores, explica el director general del CML, Michael Coogan.