Cisco Systems ha publicado unas pérdidas del 46%, mientras que sus ventas disminuyeron un 18%. Además, la compañía ha anunciado que prevé que sus ventas sigan cayendo.
Estos resultados, finalmente, han sido peor de lo esperado por el mercado.