La deuda de las familias españolas se redujo un 1,5% en el mes de abril en comparación con el mismo mes del año anterior, hasta los 886.966 millones de euros.

Éste es el nivel más bajo desde el mes de marzo de 2008, cuando ascendió a 886.460 millones, según datos del Banco de España.

La caída del mes de abril se explica por el descenso de los créditos al consumo, que cayeron un 3,8% en el cuarto mes del año en comparación con 2010, hasta los 206.781 millones de euros.

Sin embargo, la deuda hipotecaria subió un 0,2% en ese mismo periodo y se situó en 676.811 millones de euros, lo que supone el 76,3% del endeudamiento total de los hogares.