Las exportaciones de automóviles fabricados en China sufrieron un desplome del 61,7 por ciento en los dos primeros meses de este año hasta las 40.000 unidades, según estadísticas de la aduana china publicadas hoy. Mientras el consumo interno de vehículos crece en China gracias a las políticas gubernamentales de estímulo, el volumen de exportación en febrero fue de 16.000 unidades, lo que supone un 66 por ciento menos con respecto al mismo mes de 2008. Se trata del nivel de exportación mensual más bajo en el sector desde 2007.