Las empresas españolas recibirían 9.300 millones de euros de liquidez inmediata si las administraciones públicas - Estado, comunidades autónomas y ayuntamientos- pagaran sus facturas en los plazos indicados, según el informe 'Índice de riesgo de pago 2009' presentado hoy por Intrum Justitia. La Administración española tarda 139 días de media en pagar a sus proveedores, frente a los 67 días de media europea, y se sitúa en el segundo puesto sólo detrás de Grecia, cuyos organismos públicos tardan una media de 165 días en pagar. Por detrás, se encuentran Italia, Portugal y Chipre.