Wall Street cerró con un fuerte descenso el martes, afectado por advertencias sobre beneficios en el comienzo de la temporada de resultados en EEUU: el índice Dow Jones perdió un 1,09% hasta los 13.501 puntos, mientras que el Nasdaq bajó un 1,16%, para cerrar en los 2.639 puntos. El efecto que pueda tener sobre la economía una crisis en el sector de las hipotecas basura estuvo detrás de este tono negativo.
El índice ampliado Standard and Poor's 500 descendió por su parte 1,42% (-21,73 puntos) a 1.510,12 unidades. La agencia de calificación financiera Standard and Poor's advirtió que podría bajar la nota de más de 12.000 millones de dólares de deudas en el sector de créditos hipotecarios a riesgo, incrementando los temores de que los problemas de los préstamos 'subprimes' (alto riesgo) se extiendan al resto del sistema financiero. Esos temores agudizaron la debilidad del dólar, que registró un nuevo piso histórico frente al euro, a 1,3740 dólar. Por otra parte, 'el deterioro del entorno del sector inmobiliario' llevó al distribuidor Home Depot (+0,05% a 40,25 dólares) a revisar a la baja sus previsiones de beneficios por acción en 2007, esperando ahora un repliegue entre 15 y 18%, contra -9% antes. Su competidor Sears Holdings (-10,03% a 154,21 dólares) hizo lo mismo, luego del comienzo de la temporada de resultados trimestrales en la noche del lunes con la publicación del beneficio neto en baja de Alcoa (-1,65% a 41,66 dólares), aunque a tono con las previsiones. En el mercado obligatorio, el rendimiento del bono del Tesoro a 10 años bajó a 5,038% contra 5,159% en la noche del lunes, y el de los títulos a 30 años a 5,132% contra 5,246%. El rendimiento de las obligaciones evoluciona en sentido inverso a sus precios