Los inversores siguen sin decidirse y el selectivo español inicia una jornada más alejándose de la cota psicológica de los 11.000 puntos. A falta de catalizadores, el Ibex 35 abre cayendo un 0,53% hasta los 10.877 puntos lastrado por los grandes valores y los números rojos generalizados del Viejo Continente. En el mercado de divisas el euro se mantiene en el nivel de los 1,36 euros y, en el de materias primas, el barril de petróleo cotiza a 86,81 dólares.

En el grupo de los blue chips Repsol arranca con caídas del 0,41%, tras anunciar que dejará de cotizar sus American Depositary Shares (ADS) en la bolsa de Nueva York, aunque esta tipología de títulos seguirá cotizando en los mercados OTC (Over the Counter). Los grandes bancos, por su parte, abren con caídas del 1,03% en BBVA y del 0,77% en Banco Santander. Telefónica e Iberdrola comienzan también con descensos del 0,65% y 0,50%, respectivamente.

La medalla de oro se la cuelga Amadeus, que comienza cotizando un 0,78% después de anunciar la venta de su agencia de viajes por Internet “Opodo” a los fondos AXA Private Equity y Permira por 500 millones.

En segunda posición Enagás (0,52%) y en tercera REC (0,06%).

Al otro lado de la tabla se posicionan Abengoa (2,36%), BME (2 %) y Inditex (1,33%). Parece que los inversores castigan a BME que se queda fuera de juego mientras otras Bolsas internacionales se fusionan para ganar cota. Ayer conocíamos que la Bolsa de Londres y la de Toronto se daban el ‘sí, quiero’ y hoy son las de Alemania y la de EE.UU. las que afirman estar cerca de su unión.

En el Mercado Continuo…
Las inmobiliarias y constructoras abandonan los primeros convirtiéndose en pasto de los bajistas. Ahora sí, Quabit comienza a desinflarse. En la apertura ocupa el puesto del ‘farolillo rojo’ cayendo un 11,68%. De lejos le sigue la constructora Cleop(6%) y Urbas (5,56%).

Los títulos más favorecidos son Vértice 360, que avanza un 4,94%, Corporación Dermoestética (3,57%) y Amper (3,03%).