Las declaraciones de concurso se multiplicaron por tres en el año 2008, al pasar de las 806 contabilizadas en 2007 a las 2.329 registradas el año pasado, según los datos de la Estadística Concursal 2008 del Colegio de Registradores. Además, se registraron 369 autos de apertura de fases sucesivas, 72 sentencias de aprobación de convenio y 237 autos de conclusión de concurso, documentación a la que se unió la información mercantil disponible de cada empresa afectada y los datos contables de sus cuentas anuales. Según el Colegio de Registradores, la mayoría de las empresas concursadas siguen siendo microempresas y pymes en general, teniendo casi el 37% de ellas un pasivo exigible previo a la entrada en concurso inferior a un millón de euros.