Los dividendos pagados por las empresas que cotizan en la Bolsa española en 2008 se elevaron hasta los 28.065 millones de euros brutos, un 20,25% más que en el año 2007, según datos de Bolsas y Mercados Españoles (BME).  El crecimiento de la retribución al accionista durante 2008, que casi iguala el importe bruto total de los dividendos pagados por las compañías cotizadas en los años que van de 1990 a 1997, cobra especial importancia en un ejercicio tan complejo y negativo en términos de cotizaciones como 2008.
La retribución total al accionista en 2008, incluyendo dividendos y devolución de aportaciones, ascendió a 28.411,56 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 21,08% respecto al año anterior. Los dividendos supusieron en 2008 el 98% de la cifra total distribuida entre los accionistas.

Los bancos y las eléctricas contribuyeron con 8.877 y 4.268 millones de euros, respectivamente, al importe total de los dividendos, sectores que junto al de telecomunicaciones, que distribuyó 4.347 millones de euros, repartieron el 57% del total de los dividendos distribuidos por las cotizadas.

Precisamente, el sector que más incrementó el pago a sus accionistas fue el de Tecnología y Telecomunicaciones, con un 32% más que el año anterior, y con Telefónica como el principal valor que ha elevado su retribución, con un incremento del 35%.

En el sector del petróleo, que incrementó en un 15% sus dividendos, destaca Repsol que elevó en un 39% la retribución hasta los 1.220 millones de euros. Entre las compañías eléctricas destaca Unión Fenosa, que pagó un 55% más que el año anterior, y Red Eléctrica, que incrementó su dividendo a cuenta en un 18,75%. Iberdrola, por su parte, destina un 26% más a dividendos.

Los bancos cotizados han repartido entre sus accionistas 8.877 millones de euros y aumentan sus dividendos en un 18% respecto al mismo período del año anterior. Entre ellos, destacaron Banco Santander, que aumentó su dividendo un 23%, y Banco Popular, que lo aumentó un 20%.