La Confederación Nacional de la Construcción (CNC) mostró hoy su apoyo "incondicional" y su disposición a colaborar con el Plan Extraordinario de Infraestructuras que el Ministerio de Fomento desarrollará en colaboración con la iniciativa privada, para que "cumpla sus objetivos en tiempo y forma". La patronal constructora considera que el programa de inversión de 17.000 millones de euros tendrá un "efecto beneficioso" para las empresas dedicadas a la obra pública y "reactivará el empleo". "Ayudará eficazmente a enjugar los efectos negativos de la caída de la licitación y de los obligados recortes de inversión previstos" y supondrá también "beneficios indirectos para proveedores y subcontratistas", señaló la CNC en un comunicado.