El sector español de la alta tecnología facturó 244.617 millones de euros en 2006, lo que representa un incremento del 9,2% respecto al año anterior. Por sectores manufactureros, el de tecnología media-alta representó el 84,4% del volumen total de ventas con una facturación de 152.189 millones de euros, un 9,3% más que en 2005, mientras que el de tecnología alta ganó 28.167 millones de euros, un 15,6% más. Por su parte, los servicios de alta tecnología o de punta --que incluye correos y telecomunicaciones, actividades informáticas e investigación y desarrollo-- alcanzaron unos ingresos de 64.260 millones de euros en 2006, un 6,5% más que el año anterior.