El precio que las entidades cobraron por los servicios bancarios en España bajó un 7,2% en 2008, frente al 4,6% que descendió en 2007, según un estudio publicado hoy por Capgemini, Unicredit y Efma, que subraya que los consumidores internacionales pagaban 70,3 euros en 2008 por los servicios, un 2% menos. No obstante, el informe recoge que los niveles de precios varían según las regiones que se consideren, ya que en Asia-Pacífico el importe alcanzaba los 54,3 euros, frente a los 76,6 euros de los países europeos no pertenecientes a la Zona Euro. Los hallazgos de este informe se basan en una encuesta de mercado realizada en ocho países europeos (entre ellos España), Estados Unidos y Japón, en entrevistas a ejecutivos en 54 bancos comerciales de primer orden en 17 países, y en un análisis en profundidad de la rentabilidad.