El rápido crecimiento de la morosidad en el sector de las cajas de ahorros podrían llevar a estas entidades a necesitar una inyección de 60.000 millones de euros en los próximos dos años, según informe de Credit Suisse, que no prevé que se produzca una "crisis sistémica" en el sector. Los expertos destacan que el rápido aumento del nivel de morosidad como consecuencia del paro y la desaceleración de la actividad económica ha llevado a las entidades a arrojar previsiones similares a las registradas en 1993. El informe recoge que durante este año se verán grandes diferencias entre la morosidad de las diferentes entidades españolas y que la tasa del sector podría situarse sobre el 8% este año.