La crisis del sector inmobiliario y la debilidad del entorno general de la economía española imponen una creciente tendencia hacia una "necesaria" reestructuración de las cajas de ahorros españolas, bien a través de fusiones u otras formas de integración entre las diferentes instituciones, afirma la agencia de calificación Moody's. "En este contexto existe un creciente ímpetu para reestructurar el sector a través de fusiones u otras formas de integración entre instituciones, un proceso que en general probablemente resultará positivo para la salud financiera intrínseca de las cajas de ahorros", señala la agencia. A este respecto, la calificadora de riesgos destaca que hasta la fecha un total de 24 de las 45 cajas de ahorros españolas, con activos valiorados en unos 350.000 millones de euros, han anunciado públicamente sus planes de consolidación, mientras otras mantienen contactos en esa dirección a diferentes niveles.