Las aerolíneas registraron un incremento del 3,8% del tráfico de pasajeros en junio respecto al mismo mes del año anterior, pese a que la oferta sobrepasó a la demanda y llevó a una caída del factor de ocupación de hasta el 77,6%, según los datos difundidos hoy por la Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA). Concretamente, las compañías europeas registraron una caída de la demanda del 2,1%, provocada por un descenso de la confianza empresarial y de la producción industrial en las economías de la zona. Por contra, las aerolíneas de Norte América alcanzaron un incremento de la demanda del 4,4%, pese a la caída del 4% en el tráfico doméstico.