Las aerolíneas europeas transportaron un total de 156,1 millones de pasajeros en los seis primeros meses de 2009, lo que representa un descenso del 9% respecto al mismo periodo del año anterior, según los datos difundidos hoy por la Asociación de Aerolíneas Europeas (AEA). El factor de ocupación se situó en el 73%, con una caída de 2,1 puntos porcentuales.
El tráfico de pasajeros medido en términos de demanda (RPK) cayó un 7,2% hasta junio, mientras que la oferta descendió un 4,6% en relación a la primera mitad del pasado año.

Los vuelos domésticos de las compañías europeas registraron un descenso del tráfico de pasajeros del 12% entre enero y junio de este año, hasta los 42,8 millones de usuarios, mientras que en los vuelos de corto y medio recorrido la caída fue del 7% (83,1 millones) y en los de largo recorrido del 7,1% (31,2 millones).

En junio, el número de pasajeros transportados por las aerolíneas europeas descendió un 7,1% respecto al mismo mes del ejercicio precedente, hasta los 29,4 millones de usuarios. El tráfico en términos de demanda cayó este mes un 6,5%, mientras que la oferta descendió un 4,9% con respecto al mes de junio del año pasado. La ocupación se situó en este mes en un 77%, 1,3 puntos porcentuales menos.

Aunque la caída del volumen de pasajeros en junio "no llegó al extremo" del 8,3% de mayo, la AEA matizó que "continuó la senda negativa".

Según las cifras que semanalmente recopila la asociación, durante el mes de julio "se abre un nuevo panorama, todavía con cifras negativas", y prevé que el tráfico de pasajeros descienda un 2,2%, mientras que la capacidad fluctúe en torno a una reducción del 3%.