El grupo francés Lactalis no espera que la adquisición de Puleva Food, filial del grupo Ebro Puleva, genere problemas con las autoridades de competencia, al tratarse de un mercado "extraordinariamente" atomizado, en el que operan diferentes fabricantes nacionales y regionales y en el que la marca de la distribución tiene una penetración de en torno al 55%.
El consejero delegado de Lactatis Iberia, Aurelio Antuña, destacó que la compañía se posicionará, tras cerrar esta operación, como el segundo grupo en el mercado de leche líquida en España. Con una cuota de mercado del 12% en volumen, se situará por detrás de Corporación Alimentaria Peñasanta (Capsa), fabricante de Central Lechera Asturiana, según datos de Nielsen.

Antuña apuntó que, tras el principio de acuerdo alcanzado con el grupo Ebro Puleva, "queda una etapa larga", primero para cerrar el contrato de compraventa y después para que sea analizado por las autoridades de competencia españolas y, posiblemente también, comunitarias.

Según afirmó, Lactalis aún no ha realizado valoraciones acerca de "estructuras futuras", dado que su prioridad en este momento se centra en cerrar esta etapa previa. Así, al ser preguntado por posibles ajustes productivos o de plantilla, el directivo incidió en que aún no se ha comenzado a trabajar en el marco operativo, si bien Lactalis siempre ha manifestado su "vocación de mantener y desarrollar el negocio de las compañías que ha ido adquiriendo".

Antuña destacó que a través de esta operación la multinacional francesa incorpora a su cartera la marca Puleva, "líder del mercado de leches funcionales, con valor añadido" y "excelente" complemento de su gama de productos. En el sector de leche líquida, Lactalis comercializa actualmente Lauki, con presencia en mercados regionales como Madrid y Castilla y León, y Lactel, con una cuota muy pequeña.

Tras la adquisición de Puleva Food, Lactalis alcanzará una facturación cercana a los 1.200 millones de euros, dispondrá de doce fábricas y contará con alrededor de 2.700 empleados.

Además de en el sector de leche líquida, el grupo opera en natas y mantequillas y en quesos de importación (con la marca Président), en quesos nacionales (Flor de Esgueva, El Ventero, Gran Capitán) y en postres frescos y yogures (La Lechera).

La compra de Puleva Food, por 630 millones de euros, es la segunda para el grupo francés en el mercado español en lo que va de año, tras llegar a un acuerdo con Forlasa en febrero pasado para la adquisición del 100% de su negocio de quesos.