La 'vieja' Chrysler, compañía que bajo la denominación de Carco asumió los activos no viables del grupo estadounidense, perdió 344 millones de dólares (233 millones de euros durante el pasado mes de junio), según la documentación remitida por la empresa al tribunal de quiebras. Estas pérdidas son significativamente inferiores a los 'números rojos' de 10.200 millones de dólares (6.900 millones de euros) contabilizados en junio.