Las ventas de viviendas de segunda mano en Estados Unidos cayeron menos de los esperado, un 1% en abril frente a una caída del 1,8% -dato ya revisado- del mes anterior. Los analistas esperaban un descenso del 1,6% hasta los 4,85 millones de casas. Por otro lado, los inventarios de casas sin vender aumentaron un 10,5%, hasta 4,55 millones. El precio medio de las casas vendidas cayó un 8% interanual hasta 202.300 dólares.