Los fundamentos de la zona euro son más fuertes que los reflejados en los precios de la deuda soberana, pero puede tener consecuencias negativas si los líderes de la UE no consiguen acordar medidas significativas, según Fitch.
Los líderes de la UE tendrán que tomar decisiones de calado en la cumbre que celebren en marzo para atajar el problema de la Eurozona, dijo ayer un funcionario de la agencia Fitch.

Las tensiones en el mercado de deuda han disminuido un poco en las últimas semanas, ya que los líderes europeos parecen haber avanzado en las conversaciones para fortalecer un fondo de estabilidad europeo temporal y que están de acuerdo en que el Mecanismo permanente de Estabilidad Europea entre en vigor de 2013.