La Unión Europea prorrogará otros 15 meses, a partir de enero de 2010, los aranceles a las importaciones de calzado de cuero procedente de China y Vietnam para protegerse de la venta de estos artículos en la UE a un precio inferior a su coste de producción, según confirmaron fuentes comunitarias. La extensión de estos recargos 'antidumping' ha sido posible tras el cambio de postura de Alemania, Austria y Malta, que en un primer momento apoyaron eliminarlos.