La Comisión Europea ha dado su visto bueno este lunes, por segunda vez, a que la energética italiana Enel y, el grupo de ingeniería español Acciona compren conjuntamente a la eléctrica española Endesa, después de las modificaciones realizadas por las compañías a su oferta de adquisición. Aunque la comisión ya autorizó la operación hace un año, las compañías tuvieron que solicitar una nueva aprobación del regulador a raíz de modificar un acuerdo sobre los activos que se iban a transferir a la alemana E.ON.
La comisión comprobó que estas modificaciones no afectarán negativamente a la competencia del mercado.