La tasa de paro de la eurozona se mantuvo estable en mayo respecto a abril y se situó en el 7,2%, pero se redujo tres décimas en relación con el mismo mes del ejercicio precedente (7,5%), según ha informado hoy la oficina comunitaria de estadística, Eurostat, en un comunicado. En la Europa de los 27, la tasa de paro creció una décima hasta el 6,8% en mayo, aunque fue cuatro décimas inferior que en mayo de 2007, cuando se situó en el 7,2%. El número de personas desempleadas en la zona euro se situó en mayo en 11,19 millones, 200.000 personas menos que en el mismo mes del ejercicio anterior. Por su parte, en el conjunto de la UE, el número de desempleados fue de 16,17 millones en mayo, 0,9 millones de personas menos en términos interanuales.
España fue el país en el que más se incrementó el paro respecto a abril de 2007, desde el 8,1% hasta el 9,9%, sólo por detrás de Irlanda (4,8% al 6%). España, con una tasa de paro armonizada del 9,9%, es el segundo país con mayor tasa de paro de la UE, solo superado por Eslovaquia (10,5%). En el lado opuesto, los mayores descensos interanuales de la tasa de paro se registraron en Polonia (9,8% hasta el 7,5%) y Bulgaria (del 7,1% al 5,7%) y las menores tasas de paro en términos interanuales se produjeron en Dinamarca (2,7%) y Países Bajos (2,9%). La tasa de paro masculino en la eurozona se mantuvo estable en términos interanuales en el 6,6%, mientras que en el conjunto de la UE cayó tres décimas, hasta el 6,3%. Por su parte, el desempleo femenino bajó cinco décimas en la zona euro, hasta el 8%, mientras que en la Europa de los 27 se redujo seis décimas, hasta el 7,3%. La tasa de desempleo en Estados Unidos fue del 5,5% en mayo mientras que Japón registró una tasa de paro del 4%, informó Eurostat.