El mayor prestamista hipotecario estadounidense dijo el miércoles que la tasa de ejecuciones hipotecarias pendientes y los incumplimientos subieron en diciembre a un récord, pese a que en el cuarto trimestre dió más préstamos que los que esperaba. Las acciones de Countrywide se desplomaban un 16% por el temor a que pida la protección por bancarrota. Los títulos habían perdido un 27,4% el martes, pese a que la compañía rechazó los rumores de una quiebra.