La nueva Tarifa de Último Recurso  de la luz subirá un 2% a partir del miércoles 1 de julio, mientras que la del gas registrará una bajada media del 4,2%, anunció hoy el Ministerio de Industria. La revisión supone que un consumidor medio pagará a partir de julio 0,7 euros más al mes por su factura de la luz, mientras que el gas se abaratará en una media de 1,9 euros, según los cálculos de Industria. La nueva TUR es el precio fijado por el Gobierno para el suministro obligatorio a los clientes que no quieren o no pueden buscar otras ofertas en el mercado. Se configura como una tarifa refugio y está reservada para los consumidores que tienen una potencia contratada inferior a 10 kilovatios (kW).