El presidente de la Asociación de Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros (Adicae), Manual Pardos, alertó hoy de que la subida de los tipos de interés anunciada ayer por el Banco Central Europeo (BCE) podría provocar que cerca de 120.000 hipotecas entren en riesgo de ejecución en los próximos seis meses. Esta cifra supondría duplicar los 60.000 créditos hipotecarios actualmente en riesgo, ya que el índice de morosidad pasaría de los actuales 1% en bancos y 1,5% en cajas a cifras de entre el 2 y el 3% en los próximos seis meses. Pardos calificó este aumento de "gravísimo problema social" que dejaría a esas 120.000 familias con hipoteca ante una "situación dramática". Asimismo, añadió que España es el país europeo con mayor número de hipotecas, cerca de los 8 millones, y que los 4 millones de créditos firmados en los últimos seis años podrían "estar en peligro".
Adicae divide las familias de mayor riesgo en: mileuristas, que contrataron hipotecas por 900 euros y actualmente pagan cerca de 1.400 euros; las familias de entre 30 y 40 años, que cuentan con intereses muy altos y tiene hijos; y los emigrantes, que son las primeras víctimas del paro y firmaron hipotecas con intereses abusivos. Pardos criticó la medida "única y poco eficaz" propuesta por el Gobierno que consiste en alargar los plazos de la hipoteca. "Se anunció como gratuita pero eso depende de las entidades bancarias", apuntó. "Este año bancos y cajas han seguido exhibiendo beneficios espectaculares, por lo que deberían negociar con las administraciones para cooperar con la reducción de los beneficios", explicó el presidente de la asociación, quien propuso a las cajas destinar su porcentaje destinado a obra social a "sacar adelante a sus clientes precarios". Soluciones propuestas por Adicae Adicae propone como soluciones la creación de una Ley de Sobreendeudamiento, que fue propuesta por el PSOE en su programa electoral de 2004 pero que "se encuentra todavía en el cajón", explicó Pardos. Esta regulación, vigente en varios países del al Unión Europea, permitiría a las familias suspender sus créditos en situaciones de necesidad acreditada. Otra de las medidas sería la "subsidiación", que supondrían establecer "medidas de crédito paralelas a un coste asumible ligado al pago de las cuotas", explicó Pardos. Adicae alertó a los consumidores en apuros del peligro que podrían suponer las empresas se reunificación de créditos, que actualmente carecen de regulación y está fuera del control del Banco de España. Pardos reclamó una reforma "de urgencia" del artículo 131 de la Ley Hipotecaria para evitar la ejecución "inmediata" de las hipotecas por impagos y establecer un procedimiento extrajudicial en favor de los consumidores. También pidió la "retroactividad" de la posibilidad de reunificar las deudas, incluida en la última reforma de esta Ley, y que sólo pueden acogerse los usuarios que firmaron el crédito a partir del 10 de diciembre de 2007. Por último, Adicae alertó de que el 92% de los consumidores desconocen las condiciones incluidas en sus créditos hipotecarios y reclamó a las administraciones de consumo el establecimiento de unidades de información para los consumidores. En esta línea, la asociación constituirá a partir de mañana una coordinadora nacional formada principalmente por afectados con la finalidad de informar a los consumidores y de que "el Gobierno y las entidades bancarias reconozcan la representatividad de los consumidores".