El Ibex perdió en la sesión de hoy el nivel de los 14.800 puntos – y a punto estuvo de perder el soporte de los 14.750- en una jornada con todas las cotizadas en negativo, salvo cinco, y donde los inversores prefirieron recoger beneficios ante la falta de incentivos macroeconómicos. Las demás plazas europeas operaron también a la baja aunque lo hicieron a menor ritmo que la española, gracias a un petróleo que cotizó por debajo de los 70 dólares el barril.
La apertura a la baja de Wall Street –donde el miedo a una posible subida de tipos deriva el dinero a los bonos- no le hizo ningún favor al Ibex que al cierre cedió un 1,18% hasta los 14.764 puntos. Miguel Pareja, analista técnico de Alphas Finanzas cree que “el escenario actual tiene una perspectiva correctiva pese al rebote puntual de ayer”. La recomendación de este experto pasa “por no entrar en un mercado donde no hay señales de recuperación”. Recortes que el selectivo apoyó en el mal hacer de sus blue chips y en especial de Santander (-2,28%) –perjudicada por las informaciones acerca de que ABN no podrá negociar con ella por problemas jurídicos- de BBVA (-1,33%) y de Telefónica que al cierre se dejó un 1,04% hasta los 16,33 euros, con lo que los tres grandes del parqué cerraron por debajo de sus mínimos “mientras que el Ibex se mantuvo por encima de ellos”, destaca el experto de Alpha Finanzas.