La empresa química La Seda de Barcelona solicitó hoy la suspensión de la Junta de Acreedores de la empresa Inquitex de Andoain (Guipúzcoa), dedicada a la fabricación de fibra de poliéster, para poder evaluar la propuesta de convenio presentada por esta fábrica. En un comunicado, Inquitex explicó que esta mañana se celebró en el Juzgado de lo Mercantil de San Sebastián la Junta de Acreedores en el procedimiento concursal que está tramitando esta empresa con una plantilla de 134 trabajadores. Asistieron a la Junta, entre acreedores que ya han formulado la adhesión al Convenio notarialmente y aquellos que asistían a la Junta, una representación de casi el 90 por ciento del pasivo ordinario de la compañía.