La empresa química, suspendida de cotización a raíz de sus problemas financieros y para aprobar sus cuentas, ha confirmado a través de la CNMV el acuerdo con las entidades financieras para lograr otra prórroga de cuatro semanas, con el objetivo de alcanzar en este plazo un acuerdo para refinanciar su deuda.