La Reserva Federal inyectó hoy otros 75.000 millones de dólares para nutrir a los bancos, pero podría hacer una pausa en los alivios de su política monetaria, ha indicado el vicepresidente de la agencia Donald Kohn. Desde diciembre pasado, el banco central de EEUU ha proporcionado unos 510.000 millones de dólares en préstamos a corto plazo a los bancos comerciales mediante subastas, la más reciente efectuada ayer. Esas subastas y otros mecanismos, como la apertura para bancos financieros de facilidades monetarias disponibles para los bancos comerciales, han provisto liquidez a los mercados de capitales vapuleados por el derrumbe del negocio inmobiliario desde fines de 2005.