Las obligaciones españolas a diez años perdían hoy una centésima en su rendimiento en los primeros minutos de la sesión en el mercado secundario de deuda pública, con lo que bajaba al 3,77%. Esto significa que el precio de estos títulos de deuda comenzó el día con avances y logró colocarse en el 104,29%, frente al 104,22% con que terminó el viernes, dado que ambas magnitudes siempre se mueven en sentido opuesto.