La producción industrial de EE UU creció el 0,8% en el mes de agosto, dos décimas más de lo esperado. Además, la utilización de capacidad se situó en el 69,6%, por encima del 69% que preveían los analistas.