El diferencialse reducía debido a que el del bono germano subía levemente desde el 2,183 % al 2,195 %, mientras que el español se mantenía sin cambios.

La prima de riesgo de España, que se mide con el diferencial entre el bono español a diez años y el alemán del mismo plazo, perdía un punto básico en la apertura del mercado de deuda y se situaba en 278, en tanto que la de otros países europeos con problemas se ensanchaba. El sobrecoste que los inversores aplican a la compra de deuda española frente a la alemana, que mide el riesgo país, se reducía debido a que el rendimiento del bono español a diez años se mantenía sin cambios en el 4,981 %, pero el del bono germano subía levemente desde el 2,183 % al 2,195 %, según informa Invertia.