El incremento de activos no inmigrantes en el mercado laboral español durante los próximos años será de 200.000 efectivos anuales como máximo, lo que supone una moderación respecto al periodo expansivo reciente, según señala el último informe semestral sobre economía española y contexto internacional de Caixa Catalunya. La caja de ahorros apuntó al "agotamiento" de los efectivos del 'baby boom' y al actual momento de desaceleración económica como causantes de un periodo en que se desincentivará la incorporación de nuevos activos al mercado laboral, que "perderá capacidad de atracción".